¿Qué es Desarrollo Económico Local?

1. Introducción


tower_hanoi

El desenvolupament econòmic local s’assembla a les Torres de Hanoi. Es tracta d’anar consolidant les diferents bases per aconseguir canviar la situació inicial cap a una de més desitjable. 

¿Qué és el Desarrollo Económico Local (DEL)?

El DEL es una política pública que tiene por objetivo el aprovechamiento y desarrollo de las potencialidades endógenas de una comunidad, municipio o región, con el objetivo de crear, de forma sostenible y continuada, riqueza, calidad de vida y empleo estable para los sus habitantes.

Como punto de partida, es una política integral que debe incluir necesariamente todos los actores, tanto públicos como privados, presentes en un territorio, más allá de las propias divisiones administrativas. En estos términos, la concertación territorial es otro de los elementos más destacados a tener en cuenta.
En la misma línea, el Banco Mundial define el DEL como un proceso a través del cual, el sector público, las empresas y los actores no gubernamentales trabajan colectivamente para crear unas mejores condiciones para el crecimiento económico y la generación de empleo.

Planificació estratègica i desenvolupament local

¿Por qué hacer DEL?

Nuestro modelo productivo tiene debilidades y fortalezas. Desde mediados de los años sesenta, Cataluña, así como de otros territorios en todo el mundo, no han priorizado con suficiente intensidad las potencialidades propias y han facilitado la llegada e instalación de la inversión internacional.

Este modelo facilitó un crecimiento rápido y sostenido, creación de empleo y renta, pero sujeta a una condición de partida de incremento continuo de los beneficios. Con el paso de los años, el recorte en los márgenes hizo que el capital inversor ajeno marchara a buscar nueva mano de obra barata y la recuperación de los márgenes, dejando tras de sí las zonas que habían basado su economía local en la continuidad de estas empresas.

El DEL, pues, tiene la visión de sustituir esta situación de dependencia externa para la creación de riqueza propia, vinculándola al territorio de manera decidida y apostando por que esta riqueza revierta en las sociedades locales.

2. Concepto y objetivos

Teorías del DEL

La teoría económica nos demuestra que el principal factor de competitividad de una economía es la propia organización de la producción , ya que facilita a las empresas conseguir los beneficios de las economías de escala y la reducción de los costes de transacción .

Lograr ventajas competitivas no puede depender en la constante reducción de los costes productivos y de mano de obra , la abundancia de los recursos naturales o diferenciales bajos entre tipo de cambio y de interés . El modelo tradicional de ventajas comparativas no puede sostenerse sobre la base de estos principios estáticos , sino que hay migrar hacia un modelo de ventaja competitiva dinámico , basado en la innovación tecnológica , organizativa o de gestión , y sobre una base de incremento del valor de los recursos humanos .

Las innovaciones tecnológicas han estado siempre a la raíz de las revoluciones industriales . La incorporación de nuevas técnicas conduce a la aparición de modificaciones en los sistemas de fabricación , que conducen a incrementos de la productividad y reducción de costes. También la mejora en los sistemas de transporte facilita el crecimiento del comercio internacional ( o interterritorial ) . De otro modo, estos avances exigen mejoras organizativas en las empresas y la administración pública , incluyendo la aparición de herramientas de colaboración entre los agentes socioeconómicos y las instituciones . Por todo ello, hemos de entender la innovación tecnológica en su sentido más amplio , es decir , incluir los cambios e innovaciones sociales que acompañan y hacen posible la innovación tecnológica ( F. Albuquerque , 2003 ) .

Son estas innovaciones sociales las que permiten un verdadero éxito de las innovaciones tecnológicas , al permitir sinergias para incrementar la calidad de las prestaciones de las empresas y mejoras en las relaciones personales de los grupos de trabajo; mantener y dinamizar el potencial de creatividad e innovación y solución de prolema a través de la potenciación del talento personal , y satisfacer las necesidades y exigencias de la demanda . En paralelo , todo este proceso debe ir acompañado de un cambio a nivel funcional ( y territorial ) de la administración pública , la cual debe ser capaz de facilitar los procesos de cambio sociales , económicos y culturales que se generan .

Albuquerque nos recuerda la importancia de tres factores fundamentales en cualquier modelo:

  • El paradigma tecnoeconómico: elementos a nivel microeconómico, tales como la estructura social y productiva o la base tecnológica y energética. Son elementos en los que hay que poner la máxima atención en el momento de transformación productiva; siendo éste el elemento que añade el valor añadido y que hace insuficiente las políticas de corrección macroeconómicas, las cuales no tienen la capacidad de incentivar la innovación en el tejido empresarial, y por tanto, no pueden garantizar el desarrollo económico.
  • El régimen de acumulación: es la interrelación que se genera entre las diferentes fases del proceso productivo respecto del proceso de acumulación, es decir, el valor añadido o beneficios que se acumulan durante el proceso productivo y que facilitan los procesos de reinversión productiva.
  • El modo de regulación: el marco social, legal y de concertación entre los actores de referencia.

El concepto de desarrollo económico endógeno (A. Vázquez-Barquero) concede una importancia máxima a las relaciones entre las empresas, instituciones, organizaciones sociales y la propia sociedad civil. Desde esta perspectiva, lo social se integra en lo económico: no son dos procesos independientes, sino que presentan una dinámica común durante el proceso de concertación y de resolución de problemas entre los actores públicos y privados.

El modelo de desarrollo económico endógeno añade la perspectiva territorial cercana al concepto de desarrollo genérico. Bajo unos mismos principios económicos, identifica los elementos de ventaja que unifican bajo esta perspectiva local:

  • La dimensión económica, que está relacionada con la capacidad de las empresas locales de especializarse y organizar los propios factores productivos con la capacidad suficiente para convertirse en competitivos en los mercados, y que se caracteriza por una alta división del trabajo entre las empresas del sistema productivo local que incentiva la acumulación de conocimientos, a menudo a través del método de prueba – error, y la introducción y difusión de nuevas tecnologías. El elemento clave es la proximidad y continuidad entre los actores, el cual facilita la difusión de información técnica y comercial a través de contactos informales y la consolidación histórica de conocimientos, así como la integración entre las instituciones y la economía local.
  • La dimensión cultural, la cual, a través de la identidad cultural compartida, sirve de base a los procesos de desarrollo y fortalecen la propia estrategia.
  • La dimensión política y administrativa, en la que las iniciativas locales crean un entorno favorable a la producción y producen un modelo de desarrollo sostenible.

La idea central es que el sistema productivo de las ciudades y las regiones crece utilizando el potencial de desarrollo existente en el territorio mediante las inversiones que realizan las empresas y los agentes públicos.

Objetivo

El Desarrollo Económico Local tiene por objetivo un proceso reactivador de la economía y dinamizador de las sociedades locales que, mediante el aprovechamiento de los recursos existentes en un territorio determinado y la cooperación pública y privada , es capaz de estimular y fomentar su crecimiento económico, creando empleo, renta y riqueza, con el fin de mejorar la calidad de vida y el bienestar social de las poblaciones locales (M. Hernando).

En esta línea, a nivel conceptual, el DEL es:

  • Un proceso reactivador, es decir, una politica pública con vocación de continuidad y de activar la economia y la sociedad local.
  • Basado en los Recursos existentes: o recursos endógenos, es decir, el proceso quiere utilitzar los recursos que se encuentran en el territorio. Este aspecto es uno de los puntos que podrían ser más conflictivos en ésta política, ya que esto implica una preferencia por los recursos locales sobre los exógenos, rechazando en cierto grado elementos como la inversión extranjera, los cuales desde una perspectiva económica tradicional se consideran beneficiosos.
  • Mediante la cooperación pública privada:  lo que implica que debe ser un proceso emanado del conjunto de la población local, y que, por lo tanto, puede significar la aparición de cambios sociales, culturales y legislativos, pero también cambios a nivel de estructura organizativa de las empresas, relaciones laborales, etcetera.

Existen otras políticas relacionadas, como:

  • Desarrollo rural: consiste en el desarrollo integral de una región, de manera que se fomenta su recuperación económica y social, así como el mantenimiento de su población.
  • Promoción Económica: son actividades que se llevan a cabo por parte de las administraciones públicas de la esfera local o regional, así como por las instituciones privadas de la esfera empresarial, que tienen por objeto el crecimiento de la actividad económica.
  • Desarrollo local: conjunto de iniciativas que surgen del análisis estratégico de los agentes locals, públicos y privados, con el objecto de hacer competitivos el territorio local, ciudades y regiones, mediante la mejora de sus recursos y factores de desarrollo potencial, combinando inversiones e iniciativas de los agentes locales y de agentes externos con la finalidad de fomentar el crecimiento económico, generar ocupación y mejorar la calidad de vida y el bienestar de las poblaciones locales.

3. Metodología

La estrecha vinculación del desarrollo local con los recursos propios o endógenos conduce a la planificación estratégica como la herramienta más útil para localizar y evaluar estos recursos.

Qué es la Planificación Estratégica?

La planificación estratégica es una herramienta que intenta establecer un conjunto de objetivos, a largo plazo, de una organización y definir las actuaciones que permitan conseguir los objetivos teniendo en cuenta el comportamiento previsible del entorno en el que compite la organización.

¿Qué aporta la Planificación Estratégica?

  • Una visión dinámica, integrada y de prospectiva de los problemas de la organización territorial. Debe incorporar, también, la visión, intenciones y proyectos de los diferentes agentes que habitan el entorno de la organización.
  • Puede ser entendida como un proceso continuo de toma de decisiones por parte de los gestores públicos locales, quiénes se apoyan en la evolución posible de los eventos futuros.
  • Propone un planteamiento profundamente relacionado con el modelo Harvard el DAFO, que se puede interpretar como que la organización territorial aproveche las oportunidades competitivas que se le presenten en el entorno, neutralizando las amenazas mediante las fortalezas propias y la superación de las debilidades intrínsecas. 

Evolución histórica de la planificación estratégica

Se considera que el primer tratado de planificación estratégica es la obra de Sun Tzu El arte de la Guerra, donde el autor nos hace ver que siempre se debe tener una estrategia:
Por lo tanto, calcula utilizando los cinco elementos, y utiliza estos criterios para comparar y establecer cuál es tu situación (…). Las fuerzas deben estar organizadas de manera estratégica, basadas en aquello que es ventajoso. (…) El que planifica la victoria en su cuartel general es el que tiene más factores estratégicos de su parte. 
Sun Tzu: El Arte de la Guerra, 500 a.C.
 
Queda claro que el autor ya valoraba los beneficios del análisis y la planificación racional. En la obra, el autor asume que, pese no existir la estrategia perfecta, el hecho de no tenerla condena a vagar sin rumbo y, por tanto, a la derrota militar.

La noción moderna de la Planificación Estratégica fue desarrollada durante la década de 1920 en Harvard, enfocada sobre la empresa privada, y entendida como una herramienta destinada  a encontrar una lógica y conjunto de propósitos que mantengan unida la organización. En origen fue una metodología destinada a evaluar las características organizativas, pero hacia los años 50 se empezó a presentar como una de las herramientas que permiten la aparición de grandes complejos industriales, de manera que la planificación estratégica movió su foco de interés desde la cultura organizativa hacia el riesgo, el crecimiento industrial y el mercado (modelo de portafolio).

Hasta mediados de la década de 1980, la planificación se había considerado una práctica exclusiva del sector privado. El secretario de estado de los EUA Robert Macnamara (1916-2009), considerado uno de los principales impulsores de la aplicación a la política pública de los principios propios del sector privado, fue quien lideró la primera iniciativa de presupuestos federales planificacos de forma estratégica. Aunque esta experiencia no se vuelve a implementar hasta la década de 1990, en ése momento se convierte en una práctica habitual para todos los estados de la Federación.

Planificación estratégica económica (PEE)
La PEE ha demostrado ser una herramienta extremadamente útil para definir la situación actual de una región y para plantear una situación futura sobre una construcción lógica que permita conseguirla.
¿Qué características tiene la Planificación Estratégica Económica?
  • Es pragmática: se orienta a la acción, la obtención de resultados y la ejecución de los planes.
  • Apuesta por la participación de los agentes públicos y privados en el proceso de realización del plan, desde la definición de los objetivos hasta el diseño de las acciones y su ejecución.
  • Pone gran empeño en el diagnóstico de la dinámica del sistema económico de la región, en función de las relaicones que tiene en el entorno en el que se mueve. A partir del diagnóstico se definen mejor las actuaciones más adaptables a su entorno.
  • Entiende que la comunidad local se mueve en un sistema que es cada vez más competitivo, por lo ve la organización como un ente que se encuentra en continua competición con otras organizaciones similares de su entorno.
  • Evalúa las fortalezas y debilidades de las organizaciones a partir de la propuesta de los planes de actuación, y los situa en el contexto de los desafíos que se le plantean en el entorno que la rodea.

4. Estrategias de desarrollo económico y PAO

Estrategias de desarrollo económico

Tradicionalmente se han identificado varios ámbitos o grupos de políticas que hacen hincapié en el desarrollo local. A grandes rasgos, se pueden resumir en favorecer, desde la administración pública, el papel que interpretan las pequeñas y medianas empresas en la región. Las nuevas empresas deben beneficiarse de un entorno geográfico y económico favorable a su implantación, y las existentes deben confirmar el cambio de la situación y el rol de la administración. Para ello, se debe acompañar a los empresarios en la selección de la mejor implantación en función de su tejido empresarial y los servicios existentes, ejes de transportes, evolución industrial, tecnología, social y de adecuación a la producción de los mercados existentes.

Dicho planteamiento es central. Se trata de localizar si en municipios que, en principio, no serían favorables a la implantación o renovación de empresas, se puede incentivar el desarrollo de algún tipo de red productiva que generen ocupación estable, mientras que, en los casos que no sea así, investigar la viabilidad de cualquier tipo de desarrollo alternativo.

Lógicamente, no existe un modelo de desarrollo local ideal ni existe una estrategia común con garantía de éxito, pero sí que hay estrategias que han dado resultados positivos en diferentes regiones, y son aquellas que han surgido del aprovechamiento de las ventajas del nivel local para estructurar y gestionar las estrategias de desarrollo. En éste sentido, las estrategias de éxito son aquellas que se diseñan a partir de una técnica basada en la interacción y la interconexión generalizada entre los actores e instrumentos, incluyendo entre ellos la financiación, diseño, proceso, planificación, dirección y control de las actividades, y, por supuesto, la gestión de los recursos humanos (CEPAL, 1998).

Las Políticas Activas de Ocupación

En éste marco, las Políticas Activas de Ocupación (PAO) tienen un papel fundamental. Las PAO son aquellas que buscan la inserción laboral o el mantenimiento de la ocupación. Encuentran el origen en el modelo nórdico del Estado de Bienestar y actualmente se han expandido por todo el espacio europeo.

A grandes rasgos, las PAO tienen cinco objetivos:

  1. Incrementar la transparencia del mercado de trabajo.
  2. Desarrollar la estabilidad en la ocupación.
  3. Optimizar los recursos humanos.
  4. Impulsar la creación de ocupación y el reparto del trabajo.
  5. Atender colectivos desfavorecidos.

Por lo que refiere a los tipos de medidas, las PAO se pueden clasificar en tres grupos:

  1. Políticas de orientación, intermediación y colocación: equilibrar la relación entre la oferta y la demanda de trabajo.
  2. Políticas de formación: mejorar la disponibilidad de conocimientos por parte de los recursos humanos.
  3. Políticas de promoción y creación de ocupación: nuevos yacimientos de ocupación, pactos territoriales por la ocupación, fomento de la auto-ocupación, o bien la ocupación pública directa.

De otro lado, las áreas de actuación son extremadamente amplias. El valor concreto del desarrollo endógeno facilita que las diferentes políticas puedan tomar múltiples enfoques y actuar en áreas muy divergentes entre ellas. En éstos términos, el camino para conseguir el desarrollo local es tan diverso como lo son los recursos que se pueden encontrar en una región. Habrá municipios que vehiculen su desarrollo sobre la base de la dinamización turística y comercial, mientras que otros podrán optar por potenciar sus polígonos de actividad económica (PAE) como centros productivos, logísticos o de servicios, en función de las propias características del tejido empresarial.

  1. Son procesos de naturaleza endógena, a partir de unas capacidades preexistentes o latentes.
  2. Son procesos que fomentan la solidaridad territorial y la identificación entre los actores.
  3. Son procesos con un enfoque hacia los recursos endógenos des de una perspectiva dinámica e integral.
  4. Son procesos que aparecen en estructuras flexibles, ya que las características de la iniciativa privada son dificilmente compatibles con un modelo rígido o cerrado.